Now Reading
Rinoplastia: Un camino hacia la confianza y la seguridad

Rinoplastia: Un camino hacia la confianza y la seguridad

A lo largo de los años el concepto de belleza en las personas ha sido relacionado con prototipos idealizados. Es un hecho claro que los medios de comunicación y la sociedad en general se han encargado de decirnos cuáles son los estereotipos y patrones de belleza establecidos. Cuerpos delgados, medidas perfectas o rostros de “muñeca” pueden ser algunas de las características que la sociedad nos ha impuesto como símbolo de belleza de generación en generación, generando cierto tipo de presión tanto en mujeres como hombres, incluso desde edades tempranas.

Sentirse bien con uno mismo no siempre suele ser una tarea del todo fácil, se requiere de mucho autoconocimiento, balance mental y emocional, y en algunas ocasiones de ayuda externa. Por eso, hoy queremos darle un giro completo al concepto de belleza, analizando cómo desde el amor propio y la cirugía plástica facial se pueden superar complejos y barreras emocionales que muchas veces llegan a deteriorar la calidad de vida de las personas. Sabemos que desde la seguridad, el empoderamiento, la salud y el acompañamiento médico profesional también se pueden lograr resultados increíbles, no solo físicos, sino también psicológicos. 

Autoestima y cambios físicos

El ser humano al ser en gran medida emocional, suele enfrentarse a cambios naturales en su aspecto físico que impactan en su salud psicológica. Muchos de estos van directamente relacionados con la belleza y la percepción que se tiene de ella. Por lo tanto, esta cualidad emocional mezclada con inconformidades en su imagen, algunas veces puede volverse en su contra. La adolescencia es quizás la etapa en la que mayor dificultad tienen las personas para enfrentarse a dichas transiciones, por lo que podría verse afectada de forma negativa la autoestima y marcar una serie de inseguridades a lo largo de la adultez.

Cambios sexuales, físicos o biológicos representan un  proceso importante por superar, sin embargo olvidamos aquellos cambios genéticos que son mucho más comunes de lo que imaginamos. La nariz por ejemplo, suele ser un dolor de cabeza para un gran porcentaje de la población mundial. Traumatismos, tabique desviado, puente nasal muy pronunciado, fosas nasales anchas, giba dorsal grande o punta nasal indefinida, son algunas de las razones por lo que las personas se someten a una modificación de su nariz. A pesar que estas características son comunes dependiendo del grupo étnico de cada individuo o de circunstancias específicas como accidentes, significan por igual un problema en su desempeño social y en su autoestima en general. 

Es por esto, que la cirugía plástica facial se presenta como una solución para aquellas personas que se ven afectadas psicológicamente por su imagen física. Una Rinoplastia no solo puede corregir aspectos funcionales y estéticos de la nariz, sino también mejorar considerablemente la calidad de vida. 


Rinoplastia, seguridad y confianza

La cirugía de nariz como bien sabéis, es una intervención quirúrgica en la que se modifican aspectos internos y externos de la nariz. Diferente a lo que se cree, una rinoplastia no solo corrige problemas estéticos, sino también funcionales. Esto quiere decir que una rinoplastia puede solucionar -por ejemplo- problemas de respiración debido a una desviación de tabique y a su vez corregir de forma superficial el aspecto externo de la nariz.

Ahora bien, te preguntarás ¿esto que tiene que ver con la autoestima, confianza o seguridad en sí mismo? ¡MUCHO! Existen estudios realizados en los que se demuestran que una cirugía de nariz puede tener un impacto psicológico positivo en las personas que se someten a dicha intervención. Esto se debe a que los pacientes que buscan corregir su nariz, por lo general han sufrido durante algún tiempo (o incluso toda la vida) complejos sobre su imagen, imposibilidad para relacionarse, bullying o trastornos psicológicos al mirarse al espejo, gracias a la presión social recurrente sobre los estándares de belleza. Aun así, como bien hemos explicado, una rinoplastia no solo se reduce en corregir aspectos estéticos, una mala respiración o ronquidos durante el sueño, también pueden generar problemas en la cotidianidad y estos podrían ser mejorados por medio de una cirugía de nariz.

Una nueva imagen, una nueva vida

El ser humano sin excepción cuenta con su propia “autoimagen”, es decir la forma en como se ve a sí mismo, la imagen que se tiene de su persona en diferentes aspectos emocionales y sobretodo físicos. Por lo general, la llamada “autoimagen”, se construye en parte basada de la interacción social, del entorno en el que se desarrolla el ser humano, o de sus experiencias vividas. Esta imagen mental aporta en gran medida en la autoestima. Al someterse a una cirugía plástica facial, en especial a una Rinoplastia, es de vital importancia ser consciente de la autoimagen del paciente y de lo que se espera de los resultados. En este caso donde el cirujano juega un papel importante, no solo será el protagonista dentro del quirófano sino también fuera de él, puesto que es esencial tener expectativas reales para lograr resultados satisfactorios.

Si nos preguntamos cuáles son los factores principales para que una rinoplastia represente un momento positivo en la vida del paciente, sin duda tendríamos que hablar sobre elección de un buen Otorrinolaringólogo especialista en plástica facial con experiencia no solo en aspectos técnicos sino también aspectos humanos y empáticos. Del acompañamiento del cirujano y de su dedicación dependen los resultados, donde finalmente son estos los que determinan la satisfacción del paciente. Y como si se tratase de un “efecto dominó” dicha satisfacción genera un sin fin de cambios internos y psicológicos. Evidenciando cambios radicales en la actitud, mostrándose como personas más felices, seguras de sí mismas y con mayor confianza ante la sociedad. Es por esto, que una Rinoplastia no es tan solo una cirugía plástica facial, es también un cambio de vida.  

Copyright 2020. Dr Gustavo Suárez. Todos los derechos reservados