Now Reading
Rinoplastia Ultrasónica, el presente y futuro en la Cirugía Plástica Facial

Rinoplastia Ultrasónica, el presente y futuro en la Cirugía Plástica Facial

La rinoplastia es por naturaleza una de las cirugías plásticas faciales más demandadas a nivel mundial. Según estadísticas de la Academia Europea de Cirugía Plástica Facial (EAFPS), 1 de cada 1.000 personas eligen realizarse una rinoplastia al año. Es por esto que se encuentra en el top 5 de las cirugías preferidas por los españoles y en el top 3 entre el público más joven. Aunque dentro de la población femenina la rinoplastia juega un papel importantísimo, la población masculina no se queda atrás. De todos los procedimientos estéticos a los que se someten los hombres, cerca de un 14% corresponden a rinoplastias.

Sea cual sean los motivos, estéticos o por salud, la rinoplastia se convierte en la “estrella” de las intervenciones faciales.




¿Qué es la rinoplastia ultrasónica?

En el pasado, la rinoplastia tradicional era conocida entre muchas cosas por su postoperatorio doloroso y múltiples equimosis debido a la fractura de los huesos. Sin embargo, esto ya no es un problema. Debido a su gran crecimiento y popularidad entre la población y al interés científico por ofrecer mejores resultados, ha permitido que se realizarán investigaciones y avances técnicos. Dichos avances dan como resultado la adaptación de la tecnología ultrasónica en las cirugías de nariz. Logrando de esta manera rinoplastias con aspectos más naturales y precisos de la misma, al mismo tiempo de la reducción del dolor, hematomas e inflamación.

Pero ¿en qué consiste? Pues bien, en una rinoplastia tradicional el médico cirujano realiza una osteotomía, para la reorientación de los huesos nasales . Una habilidad casi mágica en la que el cirujano realiza el remodelado de los huesos utilizando osteotomos y martillo ¡a ciegas! Por lo que la falta de precisión es un factor determinante e inevitable en el proceso. Esta técnica era la responsable de los moretones que duraban semanas, la hinchazón y del dolor casi insoportable del postoperatorio. Pero eso ya es pasado, ahora tenemos la Rinoplastia Ultrasónica.


Conoce más sobre las diferencias entre una rinoplastia tradicional y una ultrasónica.

Los especialistas empezaron a utilizar esta técnica llamada Cirugía Ósea Ultrasónica en los procedimientos de neurocirugía. Y todo es gracias a la sutileza del ultrasonido que el cirujano puede realizar incisiones en el cráneo sin ocasionar daños al delicado cerebro humano. Por eso, debido a su buen funcionamiento y eficacia se ha ido trasladando a otras especialidades quirúrgicas en las que es necesario el remodelado de huesos cerca de tejidos blandos y delicados.




¿Cómo funciona?

En este caso, el cirujano por medio de un bisturí ultrasónico se encarga de limar y remodelar los huesos de la nariz sin sangrado y de forma menos agresiva. No se rompen los huesos y en cambio es un procedimiento suave, controlado y muy preciso.

Según el Dr. Gustavo Suarez cirujano plástico facial en el Hospital HM Delfos, esta técnica es la mejor opción porque “incluso si es necesario romper el hueso, hay un control total de la línea de fractura, algo que es casi imposible de predecir en una rinoplastia por la vía tradicional”. De esta manera, las ventajas son absolutas, tanto para médicos como pacientes. El cirujano al tener mayor control logra una definición de la nariz más natural, armoniosa y precisa; en cuanto al paciente su recuperación es mucho más rápida, con menos cicatrices y casi sin hematomas ni dolor.

Algunos de los motivos más comunes para la realización de una rinoplastia pueden ser la desviación de tabique, corrección de imperfecciones congénitas o adquiridas (ya sea en accidentes u otros factores), rinoplastias secundarias, mejorar problemas respiratorios, entre otros.

Para todos estos casos de estética o de salud es funcional la tecnología de ultrasonidos. Sin embargo y lo más importante es la asesoría personalizada con tu médico cirujano quien decidirá el protocolo más adecuado para tu caso.


Naturalmente y por todas estas razones de las que ya hemos hablado, la Rinoplastia Ultrasónica se posiciona como la mejor opción a la hora de corregir esos defectos que no nos gusta de nuestra nariz. En la actualidad, médicos cirujanos recomiendan esta tecnología por su precisión y grandes resultados. Sin duda es una técnica que ha llegado para quedarse, es el presente y futuro de la rinoplastia.

Copyright 2020. Dr Gustavo Suárez. Todos los derechos reservados